×

¿El seguro cubre enfermedades hepáticas?

¿Qué es la hepatitis?

Cuando el hígado se ve severamente afectado, la enfermedad puede evolucionar rápidamente y es cuando se conoce como hepatitis.

No es una enfermedad generalizada ya que existen categorías de la misma, la única característica en común que presentan es la inflamación del hígado.

Por ejemplo si la inflamación aparece repentinamente se puede diagnosticar como hepatitis aguda, mientras que una hepatitis crónica tiene una duración de 6 meses.

Hay ciertos tipos de hepatitis que pueden ser transmisibles, pero estas pueden prevenirse.

El hígado se encarga de desintoxicar el cuerpo, por lo tanto si enferme puede tener consecuencias fatales.

Entre los factores que la ocasionan se encuentra el consumo excesivo de alcohol, virus o consumo de medicamentos.

Si la hepatitis es detectada tardíamente los tratamientos son más complicados y costosos.

De acuerdo a la Organización Mundial y Panamericana de la Salud, la gravedad de esta enfermedad es considerable ya que tan sólo en México hay 25 mil casos.

¿Cómo funciona el hígado?

Este es uno de los órganos más importantes del cuerpo, además es uno de los más grandes y pesa en promedio un kilo y medio.

Funge cumpliendo gran parte de la actividad metabólica del organismo, y regula los niveles de sustancias químicas en la sangre. Entre sus funciones, secreta la bilis para transportar los desechos desde el hígado, por lo tanto es un órgano multifuncional.

El hígado filtra la sangre del sistema digestivo y metaboliza los medicamentos para que estos no resulten tóxicos para el cuerpo.

Estas son algunas de las funciones principales del hígado:

  • Secreta la bilis, que permite transportar desechos y descomponer grasas en el intestino delgado durante la digestión
  • Depura fármacos y otras sustancias tóxicas de la sangre
  • Regula la coagulación sanguínea
  • Resiste infecciones mediante la elaboración de factores de inmunidad y eliminación de bacterias del torrente sanguíneo
  • Depura bilirrubina, incluso de los glóbulos rojos
  • Fábrica ciertas proteínas para el plasma sanguíneo
  • Regula niveles de aminoácidos en la sangre, que son unidades formadoras de proteínas
  • Procesa la hemoglobina para el uso de su contenido de hierro (el hígado almacena hierro)
  • Convierte el amoníaco tóxico en urea (uno de los productos finales del metabolismo de las proteínas y se excreta en la orina)
  • Produce colesterol y proteínas especiales que permiten enviar grasas por todo el cuerpo
  • Equilibra y fabrica glucosa a medida que el cuerpo necesita

¿Cuáles son los tipos de hepatitis que existen?

Existen distintos tipos de hepatitis y no todos afectan al cuerpo del mismo modo, por lo tanto es necesario que conozcas todos los tipos y sus características:

Virus de la hepatitis A (VHA)

Este tipo de virus está presente en las heces de las personas infectadas y casi siempre se transmite por el consumo de agua o alimentos contaminados.

Se puede propagar también al tener relaciones sexuales sin protección. En muchos casos la infección es leve, y la mayoría de las personas se recuperan por completo y adquieren inmunidad contra infecciones futuras por este virus.

Sin embargo, las infecciones por el hepatitis tipo A también pueden ser graves y potencialmente mortales.

La mayoría de los habitantes de zonas del mundo en desarrollo con saneamiento deficiente se han infectado con este virus. Se cuenta con vacunas seguras y eficaces para prevenir la infección por este virus.

Hepatitis B (VHB)

Este tipo de hepatitis se transmite por la exposición a sangre, semen y otros líquidos corporales infecciosos.

Asimismo puede transmitirse de una madre infectada a su bebé en el momento del parto o al alimentarlo.

Otra posibilidad es la transmisión mediante transfusiones de sangre y productos sanguíneos contaminados, inyecciones con instrumentos contaminados durante intervenciones médicas y el consumo de drogas inyectables.

La hepatitis B también plantea un riesgo para el personal sanitario cuando este sufre pinchazos accidentales de aguja mientras asiste a personas infectadas por el virus. Existe una vacuna segura y eficaz para prevenir esta infección.

Virus de la hepatitis C (VHC)

La transmisión de este tipo de virus se transmite casi siempre por exposición a sangre contaminada.

Esto puede ocurrir mediante transfusiones de sangre y derivados contaminados, inyecciones con instrumentos contaminados durante intervenciones médicas y el consumo de drogas inyectables.

La transmisión sexual también es posible, pero mucho menos común. Para este tipo de virus no hay vacunas.

Las infecciones por el virus de la hepatitis D (VHD) solo ocurren en las personas infectadas con el VHB; la infección simultánea por ambos virus puede causar una afección más grave y tener un desenlace peor. Hay vacunas seguras y eficaces contra la hepatitis B que brindan protección contra la infección por el VHD.

Hepatitis E (VHE)

De igual forma que el tipo hepatitis A, se transmite por el consumo de agua o alimentos contaminados.

El hepatitis E es una causa común de brotes epidémicos de hepatitis en las zonas en desarrollo.

Conforme pasa el tiempo es mucho más reconocido como una causa importante de enfermedad en los países desarrollados. Se han obtenido vacunas seguras y eficaces para prevenir la infección por el VHE, pero no tienen una distribución amplia.

¿Cuáles son los síntomas de este virus?

La hepatitis aguda puede que no ocasione ningún tipo de síntomas por lo tanto no será percibida como enfermedad.

Sin embargo algunos casos se desarrolla ictericia, o sea pigmentación amarilla de la piel y las mucosas, orina de color escuro y heces blancas u amarillas.

La principal forma de detectar este tipo de enfermedades es a través de análisis de laboratorio.

Entre otros síntomas comunes se encuentran los siguientes:

  • Malestar general
  • Cansancio
  • Náuseas
  • Pigmentación amarilla de piel y mucosas
  • Molestias leves e inespecíficas en el lado derecho del abdomen
  • Trastornos digestivos leves

Si detectas algunos de estos síntomas es primordial que acudas a un doctor y te realices los estudios correspondientes.

¿Cuáles son las causas principales de esta enfermedad?

Son muchos los factores que pueden desencadenar la hepatitis, ya sea como una manifestación o como una enfermedad crónica.

Las causas de la hepatitis se pueden dividir en tres:

  • Agentes vivos
  • Fármacos
  • Tóxicos

En el grupo de agentes vivos se encuentran los virus de la hepatitis, estos son la causa más frecuente de hepatitis en nuestro entorno.

En el grupo de los fármacos y tóxicos se encuentra como la principal causa el alcohol. La ingesta de bebidas alcohólicas es una de las principales causas de enfermedades hepáticas en el mundo.

Hay ciertos fármacos que pueden producir hepatitis, sin embargo, estas son agudas, de manera muy poco frecuente puede ocasionar hepatitis crónica.

La hepatitis también puede ser ocasionada de manera autoinmune, o sea que el propio sistema inmune daña al hígado.

¿El seguro cubre hepatitis?

El seguro cubre esta enfermedad siempre y cuando surja dentro de la vigencia de la póliza y depende de las condiciones de cada aseguradora.

En caso de que debido a esta enfermedad un trasplante de hígado sea requerido, puede ser realizado y cubierto por el seguro de gastos médicos.

Es importante asistir a un especialista en caso de sospecha de alguno de los tipos de enfermedades hepáticas, ya que de no ser tratadas, pueden llevar a complicaciones severas.

El seguro de gastos médicos mayores tiene cobertura para la mayoría de estas enfermedades, sin embargo, si es preexistente será una exclusión.

Un seguro de gastos médicos puede garantizar tu seguridad y la de tu familia, además de poder tener la atención médica necesaria sin la necesidad de desembolsar grandes cantidades de dinero de manera inesperada.


Equipo Gastosmedicos.mx

imagen

Aseguradoras

Gastos Médicos Menores

Seguro de Salud

Guías

legales