×

Estudios de laboratorio – Los cubre el seguro

¿Qué son los estudios de laboratorio?

Los estudios de laboratorio son análisis requeridos por los médicos tratantes para poder determinar un diagnóstico en el paciente.

Son realizados en instalaciones especiales que tienen la normatividad, medidas y el equipo necesario para poder realizarlos.

Con la ayuda de los estudios de laboratorio los médicos pueden determinar enfermedades y brindar tratamientos correctos para poder recuperar tu salud.

Este tipo de estudios son solicitados cuando un diagnóstico a partir de exploración física no es suficiente y se requieren más datos que determinen la condición.

Los resultados pueden brindar más información respecto al paciente, sus niveles y cómo pueden estar afectando su salud.

Este tipo de estudios varían y pueden ser extracciones de sangre, análisis de micciones, desechos, biopsias, resonancias magnéticas, imagenologias, etc.

Con el refuerzo de este tipo de estudios los diagnósticos son 100% certeros respecto a la enfermedad que padezcas.

En los estudios se reflejan anomalías, deficiencias o excesos en niveles y cualquier agente externo que los esté alterando.

Los estudios no sólo son un medio de diagnóstico, sino un medio de prevención y vigilancia de la salud.

En muchas ocasiones estos deben de ser rutinarios cada cierto tiempo para determinar si la salud prevalece.

¿Qué se puede analizar?

Los estudios de laboratorio pueden analizar distintos componentes del cuerpo dependiendo de lo que requiera el médico.

Por ejemplo, la sangre es como un archivo del cuerpo en la que se pueden observar, los niveles, composición, componentes, et., y ayuda a detectar distintas anomalías.

Entre los componentes que los estudios pueden analizar se encuentran:

  • Toma de sangre
  • Muestra de orina o copro
  • Saliva, fluidos o mucosidad
  • Muestras de tejidos de órganos u abscesos no identificados
  • Imágenes internas del cuerpo
  • Niveles a través de frecuencias electromagnéticas

Esto se realiza a través de diversas técnicas en las cuales se aplican diversos métodos como análisis biológicos, radiológicos, eléctricos, de imagen, etc.

A través de los mismos se pretende detectar cualquier anomalía que ponga en riesgo la salud del paciente, aunque también se pueden detectar condiciones no malignas, como el embarazo.

A través de los mismo se puede determinar el estado y gravedad de diversas enfermedades, de este modo se puede dar un tratamiento adecuado.

Se toman rangos para poder determinar las anomalías y hay rangos sobre lo normal y por debajo de lo normal.

Los rangos pueden variar según las condiciones de la persona, tales como edad, estilo de vida, si vive a nivel del mar o no, si lleva algún tipo de tratamiento, etc.

Condiciones para realizar análisis

Hay ciertas condiciones necesarias para poder realizar cierto tipo de estudios de laboratorio y son características de cada uno de ellos.

Algunas de las condiciones generales, por ejemplo, para los estudios de sangre son las siguientes:

  • No ingerir alimentos en las últimas 12 u 8 horas
  • No consumir alcohol
  • No ingerir ningún tipo de alimento o bebida dulce
  • No fumar
  • Ingerir sólo agua
  • No tomar ciertos medicamentos

Estas son las condiciones más generalizadas, sin embargo, como ya te mencionamos depende del tipo de estudio que vayas a realizar.

En el caso, por ejemplo de estudios cerebrales como electroencefalograma, la condición es no dormir en 24 o 48 horas.

En el caso de los ultrasonidos, se debe ingerir agua hasta que sientas ganas de orinar, así se pueden observar mejor los órganos.

En caso de que las condiciones requisitos para los estudios no sean cumplidas, los mismos se pueden ver alterados.

¿Qué tipos de estudios son más frecuentes?

Como te mencionamos hay estudios de laboratorio que son de rutina, por lo tanto son más frecuentes, sin embargo también hay algunos sumamente especializados, dependiendo de la condición del paciente.

Para poder realizarlos, debe de haber una orden médica, ya que se pueden necesitar de condiciones especiales o valores determinados.

  • Conteo sanguíneo completo: Comprueba el estado de salud general y se suele hacer durante los chequeos médicos anuales. El conteo de glóbulos rojos y blancos muestra si tienes una infección (conteo alto de glóbulos blancos) o anemia (conteo bajo de glóbulos rojos).
  • Análisis de colesterol en la sangre: Mide los niveles de colesterol, una sustancia cerosa presente en el cuerpo. Si hay demasiado, puede obstruir las arterias y causar problemas de salud. Esta prueba puede ayudar a comprender mejor el riesgo de enfermedad del corazón, accidente cerebrovascular y otros problemas causados por el estrechamiento o la obstrucción de arterias.
  • Análisis de glucosa en la sangre: Mide el nivel de azúcar en la sangre. Permite detectar o vigilar la diabetes, una afección en que los niveles de azúcar en la sangre están demasiado altos.
  • Perfil tiroideo: Mide la cantidad de tirotropina u hormona estimulante de la tiroides en la sangre. La TSH es producida por la glándula pituitaria o hipófisis, que libera hormonas en la sangre. Junto con otras pruebas, permite detectar problemas de la tiroides como hipotiroidismo (funcionamiento insuficiente de la tiroides) o hipertiroidismo (funcionamiento excesivo de la tiroides).
  • Prueba de Papanicolaou Detecta o previene el cáncer cervical analizando una pequeña muestra de células del cuello uterino. Se puede hacer durante un chequeo con el médico de atención primaria o con un ginecólogo, un especialista en salud reproductiva.

Estos son algunos de los estudios más comunes ya que son rutinarios y pueden servir para determinar si la salud se preserva.

¿Cuál es su utilidad?

El médico puede solicitar este tipo de estudios sólo para verificar el estado de salud, sin embargo, en caso de sospecha de alguna falla, podrá solicitarlos para corroborar sospechas.

De igual forma si sospechas que te has expuesto a alguna bacteria o virus los análisis de laboratorio también te pueden ayudar, sobre todo ahora en la actual pandemia por Covid.

Los médicos necesitan tener seguridad y reforzar sus diagnósticos, por ello solicitan estudios de laboratorio.

Hay enfermedades graves que requieren ser diagnosticadas de la forma más exacta posible para poder brindar un tratamiento adecuado, por ello nunca se deben dejar de lado los estudios de laboratorio.

De igual forma en caso de enfermedades graves ayudan a llevar un seguimiento de las mismas y verificar su estado y mejoras.

En casos no graves, pero especiales, como el embarazo, es necesario llevar ciertos estudios de rutina para comprobar el correcto estado de salud del bebé y la madre.

Sin embargo, hay estudios que sólo son preventivos y que se deben de realizar cada anual o semestralmente, como en el caso del papanicolau o mastografías.

¿El seguro los cubre?

Sí, algunos seguros de gastos médicos brindan cobertura de estudios de laboratorio, sin embargo, en el caso de los seguros de gastos médicos mayores se requiere de una solicitud médica.

En esta solicitud se comprueba que son requeridos para determinar algún tipo de enfermedad, de no ser así y que sólo sean rutinarios, no son cubiertos.

Sin embargo, en el caso de los seguros de salud, estos servicios sí pueden ser ofrecidos ya que se dedican a prevenir la salud.

De cualquier modo, el seguro es quien determinará en qué laboratorios podrán ser realizados los estudios dependiendo de su red médica.

En caso de que el seguro no los cubra, te podrán brindar descuentos especiales en laboratorios seleccionados.

Si decidieras atenderte en un laboratorio distinto, deberás de consultar el tabulador para verificar que se ajuste al reembolso del seguro.


Equipo Gastosmedicos.mx

imagen

Aseguradoras

Gastos Médicos Menores

Seguro de Salud

Guías

legales